Google+ Followers

lunes, 31 de mayo de 2010

PRUEBA DE FUEGO

Hay una pelicula recomendada para matrimonios en conflicto que se llama "Prueba de Fuego". Aunque está dirigida para matrimonios con problemas, los que no lo estamos en estos momentos, podemos sacar provecho también de la película y del curso /reto que se menciona en ella para llevar poco a poco los pasos que nos ayuden a recuperar nuestro matrimonio unidos a Jesús.
No hace falta estar en conflicto para seguir estos pequeños consejos que seguramente contribuirán a una mejor relación con nuestro cónyuge.
A partir de mañana iré poniendo pequeñas cápsulas tomadas de "El Reto del Amor", sugerencias para el matrimonio en conflicto y por supuesto que me gustaría mucho contar con su apoyo, sus comentarios y su experiencias o anécdotas que nos ayuden a complementar esta tarea de construcción y reconstrucción matrimonial del día a día.

31. Le quitó el casco


Balduino fue el Rey de Bélgica hasta 1994, año en el que muere. Muchos de sus allegados han hablado y escrito acerca de la vida cristiana ejemplar de este Rey. Un buen amigo suyo era el Cardenal Suenens. Escribe esta anécdota de cuando iban de viaje en coche ellos dos solos.
"La escena tiene lugar en una carretera secundaria del país. El Rey conducía el coche y yo era el único pasajero. Al pasar cerca de la estación de un pueblo, vio una imagen de Nuestra Señora rodeada de un jardincillo de flores, pero alguien había tenido el mal gusto de profanarla poniéndole en la cabeza un casco de punta alemán de la Gran Guerra.

Arriesgándose a que lo reconocieran, frenó en seco y, sin decir palabra, salió del coche, se subió al pedestal y quitó el casco, que tiró en una zanja. Cogió de nuevo el volante sin hacer ningún comentario, como la cosa más natural del mundo. Yo vi en este gesto la actitud de un caballero que no permite que se burlen de su madre y que ignora cualquier tipo de respeto humano que en ese momento pudiera pasársele por la cabeza"

Santa María, que cuando vea algo que pueda no gustarte a ti o a tu hijo, que sepa reaccionar igual que el Rey Balduino. Que no me dé vergüenza comportarme como tu hijo.

VIRGEN LAUDABLE

 Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:
"NO TIENEN VINO": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
"HACED LO QUE ÉL OS DIGA": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.

http://webcatolicodejavier.org/mayomaria.html

domingo, 30 de mayo de 2010

30. Rezar todos los días, pase lo que pase


Te copio una noticia del periódico que hace referencia a la operación que Juan Pablo II sufrió en octubre de 1996.
El Papa pasará más días en el hospital de los inicialmente previstos. Una circunstancia que, según el cirujano Francesco Crucitti, se debe a que Juan Pablo II "es un paciente rebelde" y en el Vaticano podría estar más ansioso por retomar sus actividades normales. Ello podría dificultar su recuperación.
Crucitti recordó que el Papa impidió que se adelantara su operación, a pesar que le fue diagnosticada en las Navidades pasadas, porque tenía numerosos compromisos. Ha preferido esperar a un "hueco" en su agenda para acceder a la intervención, aunque esto le haya supuesto más malestares.
Por otra parte, el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, comentó que el Pontífice se había levantado el día de la operación a las tres de la mañana, que rezó sólo en su capilla particular, contigua a su habitación en el décimo piso del Políclínico, donde leyó el Breviario y rezó parte del rosario.
A las cinco de la mañana concelebró la Misa con su secretario, monseñor Stanislao Dziwisz.

Ayúdame, Madre mía, a rezar todos los días. Que no acepte excusas. Que no deje de dedicarte un rato aunque esté cansado. Quiero que me resulte necesario rezar. Gracias.

REINA DEL SANTÍSIMO ROSARIO

Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:
"NO TIENEN VINO": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
"HACED LO QUE ÉL OS DIGA": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.

sábado, 29 de mayo de 2010

29. EL MATRIMONIO DE MARÍA


¿Era necesario que María se casara? ¿No era mejor que hubiera quedado virgen en su casa, en vez de casarse... cuando todos sabemos los riesgos que comporta el matrimonio? 
He aquí un episodio histórico. Cuando se casó Federico Ozanam, un abogado destinado a la gloria de los altares, su amigo y gran predicador dijo: "Qué pobre Federico no ha sabido evitar la trampa del matrimonio"; pero el Papa en una audiencia le contestó: "No sabía que Jesucristo hubiera inventado e instituido los sacramentos y una... trampa".
Dios preparó a María para su estupenda misión de Madre de Dios así como preparó a José que le sería puesto junto a ella. "Cuando Dios llama a una misión, da al elegido todas las virtudes y las dotes necesarias para que pueda desarrollar aquella misión" dice San Bernardino de Siena.

MADRE CASTÍSIMA

Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:
"NO TIENEN VINO": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
"HACED LO QUE ÉL OS DIGA": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.

http://webcatolicodejavier.org/mayo.html

viernes, 28 de mayo de 2010

28. MARIA ES INMACULADA


Todos sabemos que María es la Virgen Inmaculada; pero no todos saben que esta verdad, hoy dogma de fe, no ha tenido vida fácil en la historia de la Iglesia.
A nosotros, sencillos fieles, no nos parece que haya alguna dificultad en admitir que María es Inmaculada; parece algo obvio debiendo ser la Madre de Jesús, la madre de quien venía a combatir el pecado.

MADRE INMACULADA

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén

jueves, 27 de mayo de 2010

27. MAS PODEROSO QUE UNA BOMBA


Durante la Segunda Guerra Mundial dos ciudades japonesas fueron destruidas por bombas atómicas: Hiroshima y Nagasaki.
En Nagasaki, como resultado de la explosión, todas las casas en un radio de aprox. 2.5 Km del epicentro fueron destruidas. Quienes estaban dentro quedaron enterrados en las ruinas. Los que estaban fuera fueron quemados.
En medio de aquella tragedia, una pequeña comunidad de Padres Jesuitas vivía junto a la iglesia parroquial, a solamente ocho cuadras (aprox. 1Km) del epicentro del epicentro de la bomba. Eran misioneros alemanes sirviendo al pueblo japonés. Como los alemanes eran aliados de los japoneses, les habían permitido quedarse. 
La iglesia junto a la casa de los jesuitas quedó destruida, pero su residencia quedó en pié y los miembros de la pequeña comunidad jesuita sobrevivieron. No tuvieron efectos posteriores por la radiación, ni pérdida del oído, ni ninguna otra enfermedad o efecto. 
El Padre Hubert Schiffer fue uno de los jesuitas en Hiroshima. Tenía 30 años cuando explotó la bomba atómica en esa ciudad y vivió otros 33 años mas de buena salud. El narró sus experiencias en Hiroshima durante el Congreso Eucarístico que se llevó a cabo en Filadelfia (EU) en 1976. En ese entonces, los ocho miembros de la comunidad Jesuita estaban todavía vivos.
El Padre Schiffer fue examinado e interrogado por más de 200 científicos que fueron incapaces de explicar cómo él y sus compañeros habían sobrevivido. El lo atribuyó a la protección de la Virgen María y dijo: "Yo estaba en medio de la explosión atómica... y estoy aquí todavía, vivo y a salvo. No fui derribado por su destrucción." 
Además, el Padre Shiffer mantuvo que durante varios años, cientos de expertos e investigadores estudiaron las razones científicas del porqué la casa, tan cerca de la explosión atómica, no fue afectada. El explicó que en esa casa hubo una sola cosa diferente: "Rezábamos el rosario diariamente en esa casa".
En la otra ciudad devastada por la bomba atómica, Nagasaki, San Maximiliano Kolbe había establecido un convento franciscano que también quedó intacto, los hermanos protegidos gracias a la protección de la Virgen. Allí ellos también rezaban diariamente el santo rosario.

REINA DE LA PAZ

 Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:
"NO TIENEN VINO": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
"HACED LO QUE ÉL OS DIGA": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.

http://www.corazones.org/articulos/testimonios/rosario_bombaatomica.htm

miércoles, 26 de mayo de 2010

26. Y GUARDABA ESAS COSAS EN SU CORAZÓN




LO QUE MARÍA GUARDABA EN SU CORAZÓN:

…que Dios la había elegido para que fuera la madre de Su Hijo.
…que el Hijo de Dios se había hecho hombre para redimirnos a todos.
…que por todo eso que ocurrió en aquella primera Navidad, todos los seres humanos nos convertimos en hermanos de Jesucristo y en hermanos los unos de los otros.
…que a los primeros que quiso manifestarse Jesucristo fue a los pastores es decir, a los sencillos y a los que no valían nada a los ojos del mundo.
Que maría, Madre de Dios y Madre nuestra, nos ayude a nosotros a no olvidar todo esto para que no vivamos nuestra vida…
…olvidándonos poco a poco de que Cristo vino a salvarnos y a darnos ejemplo de cómo vivir.
…olvidándonos, conforme pasa el tiempo, de aquellos fraternales sentimientos que sentimos en Navidad.
…olvidándonos de la íntima ternura que nos inspiraba la pobreza de María y de su Hijo, dejándonos invadir, día a día, del ansia de poseer cada vez más cosas.
Que Nuestra Señora de la Buena Memoria, nos ayude a volver a nuestros respectivos campos de trabajo –como los pastores a los suyos-, alabando a Dios con los labios, pero sobre todo con nuestra vida diaria.
VASO ESPIRITUAL
 ¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén
Tomado del Misal anual 2002

martes, 25 de mayo de 2010

25. ¿Un acordaos?


Una reunión numerosa con un Obispo de la Iglesia; uno de los asistentes se dirige a él; se ve que le tiene cariño y, como quien está dispuesto a todo, le pregunta:

- ¿Qué quiere que recemos por usted cada día?
El Obispo prefiere hacerse el sordo, pero la insistencia le obliga a contestar:

- "Un acordaos".
Aquél, que estaba dispuesto a cualquier cosa, por difícil que fuese, se sintió como defraudado, pues le parecía poco. El Obispo leyó en la cara de aquel joven su desilusión y añadió:

- ¿Te parece escaso? ¡Qué poco valoras la oración vocal!
Con una sola oración a la Virgen, si tenemos fe, hacemos mucho por quienes queremos. Madre, ayúdame a valorar cada oración. Si llamo por teléfono a un amigo dándole un recado, sé que me ha oído y que, si puede, lo hará. Cada vez que te digo algo, que te rezo un Acordaos, es -¡por lo menos!- como si te llamara por teléfono: Tú me escuchas y me haces caso. 
VIRGEN CLEMENTE
Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!,
que jamás se ha oído decir que ninguno
de los que han acudido a vuestra protección,
implorando vuestro auxilio, haya sido desamparado.
Animado por esta confianza, a Vos acudo, oh Madre,
Virgen de las vírgenes,
y gimiendo bajo el peso de mis pecados
me atrevo a comparecer ante Vos.
Oh madre de Dios, no desechéis mis súplicas,
antes bien, escuchadlas y acogedlas benignamente.
Amén.

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén



lunes, 24 de mayo de 2010

24. ¡La llevas clara!


Un mes de otoño. Por motivos profesionales un hombre de una empresa de electricidad va a un santuario de la Virgen. Uno de los ordenanzas que atienden el santuario aprovecha para entablar una conversación con él, animándole a llevar una vida cristiana y confesarse; no consigue nada: se define no creyente y todo resulta inútil.
Cuando el ordenanza le despide dando por perdidas las posibilidades de conversión de aquel hombre ateo convencido, observa que al pasar por una hucha del santuario, éste echa una limosna; por sus adentros se dice el ordenanza: "la llevas clara, porque si has dado algo a la Virgen, Ella se las apañará para darte más a ti".
Me contaba el ordenanza que al cabo de un par de años, aquel hombre volvió al santuario para saludarle: no sabía cómo, pero su vida había cambiado completamente; había vuelto a la fe y se había comprometido con Dios a seguirle de cerca, y entre sus compañeros y familiares había hecho un gran apostolado.
Santa María, para ir yo a Dios, y llevarle a mis amigos y familiares, el camino más seguro y corto eres Tú: darte algo, aunque sea poco y casi diría que sin fe, significa que Tú haces el resto. Durante este mes trataré de ayudar a algunos amigos míos (puedes decirle, ahora, quiénes en concreto) a que hagan algo por Ti. Quizá, haciendo una romería, o dándoles una imagen de la Virgen, o rezando juntos una oración. 

MADRE AMABLE

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén.

http://webcatolicodejavier.org/mayomaria.html

domingo, 23 de mayo de 2010

23. POBRE Y PEREGRINA


María es pobre y peregrina. Con su “hágase” entra en la gran aventura de la fe adulta. Con este paso, la Madre quemó las naves, no podrá volver atrás. María es de la estirpe de Abraham, es mucho más que Abraham en el monte Moriah. María es la hija fuerte de la raza de los peregrinos, que se sienten libres, saltando por encima del sentido común, normalidades y razones humanas; lanzándose en el Misterio insondable y fascinante del Tres Veces Santo, repitiendo infatigablemente: amén, hágase.
¡Oh Mujer Pascual! Nació el Pueblo de las Bienaventuranzas con su Reina al frente.
¿Quién fue María? Fue la mujer que dio un Sí a su Señor y luego fue fiel a esa decisión hasta las últimas consecuencias y hasta el fin de sus días. Fue la mujer que extendió un cheque en blanco, la que abrió un crédito infinito e incondicional a su Señor Dios y jamás se volvió atrás ni retiró su palabra. ¡Oh Mujer Fiel!

VIRGEN FIEL
¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén
Padre Ignacio Larrañaga
El Silencio de María

sábado, 22 de mayo de 2010

INVOCACIÓN AL ESPIRITU SANTO



Ven Espíritu Divino,
manda Tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre;
don en tus dones espléndido,
luz que penetras las almas.
fuente del mayor consuelo.

Ven dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas,
infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén.


Encuentro.
P. Ignacio Larrañaga

PREPARADOS PARA PENTECOSTÉS


VEN ESPIRITU SANTO
Para que nos comuniques el gusto por las cosas de Dios –a Su palabra, a Sus sacramentos a Su cruz, a la oración…- a las que cada día les encontramos menos sabor, porque las cosas de aquí abajo nos han echado a perder el paladar (Don de sabiduría).
Para que nos comuniques un conocimiento más profundo de las verdades de nuestra fe y luego no nos enreden con su prédica los representantes de las sectas protestantes. (Don de entendimiento).
Para que nos enseñes a darle a los bienes de esta tierra –dinero, salud, habilidades, conocimientos-  su verdadero valor de medios y no de fines (Don de ciencia).
Para que nos ayudes a resolver con criterios cristianos los pequeños o grandes conflictos en todas las circunstancias de nuestra vida –en la casa, en el trabajo en nuestra vida social- y a saber discernir lo que está bien y lo que no lo está y sepamos actuar siempre cristianamente (Don de consejo).
Para que sepamos relacionarnos con Dios como verdadero Padre nuestro y sepamos amarlo y confiar en Él como verdaderos hijos suyos, porque a veces creemos equivocadamente que Dios está esperándonos a la vuelta de la esquina para darnos nuestro merecido. . .  (Don de piedad).
Para que nos impulses a huir de cualquier cosa que pueda ofender a Dios, no para tenerle miedo a Dios, sino para alejarnos de cualquier cosa que pueda ofenderlo, no porque nos puede mandar al infierno, sino por ser Él quien es. (Don de temor de Dios).
Para que despiertes en nosotros la audacia que nos impulse al apostolado con entusiasmo y podamos superar el desaliento, la crítica y el miedo a meternos en líos por defender los derechos de Dios y de los demás. Y para tener la fuerza necesaria para ser testigos, soldados y apóstoles de Cristo (Don de fortaleza).
Y ENCIENDENOS EN EL FUEGO DE TU AMOR
Porque si algo nos está haciendo falta en la familia, en el mundo de trabajo, en la sociedad civil. . .  es amor.

22. LA CRIATURA MAS SANTA


A los sacerdotes se les hacen las preguntas más extrañas; se les pregunta a veces si un santo es más grande que otro porque hace más milagros. Dios se sirve de los santos como instrumentos de su gracia. Quien hace los milagros es Dios; pero se sirve de algunos santos y, sobre todo de la Virgen María. Sólo Dios es santo; es más santo quien más se parece a Dios, quien está más cercano a él. He aquí por qué la Virgen María es la criatura más santa. Siendo Dios Amor se asemeja a Dios sólo con el amor.

REINA DE TODOS LOS SANTOS


Santa María, ¡Madre de Dios y Madre mía! Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:
"NO TIENEN VINO": presenta siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
"HACED LO QUE ÉL OS DIGA": dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
"HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR": que yo no tenga otra respuesta ante todo lo que Él me insinúe.
http://webcatolicodejavier.org/home.html

viernes, 21 de mayo de 2010

21: SEÑORA DE LA PASCUA


Señora de la Pascua.
Señora del Viernes y del Domingo,
Señora de la noche y la mañana,
Señora del silencio y de la cruz,
Señora del amor y de la entrega,
Señora de la palabra recibida
y de la palabra empeñada.
Señora de la paz y de la esperanza.
Señora de todas las partidas,
porque eres la Señora
del “tránsito” o de la “pascua”, ¡escúchanos!,
hoy queremos decirte “muchas gracias”,
Muchas gracias, Señora, por tu “Fíat”,
por tu completa disponibilidad de esclava,
por tu pobreza y tu silencio,
por el gozo de tus siete espadas,
por el dolor de todas tus partidas,
que fueron dando la paz a tantas almas.
muchas gracias, por haberte quedado con nosotros
a pesar del tiempo  y de las distancias.
Nuestra Señora de la Reconciliación,
imagen y principio de la Iglesia:
hoy dejamos en tu corazón
pobre, silencioso y disponible,
esta Iglesia peregrina de la Pascua.
Una Iglesia esencialmente misionera,
fermento y alma de la sociedad en que vivimos,
una Iglesia profética que sea el anuncio
de que el Reino ha llegado ya.
Una Iglesia de auténticos testigos,
insertada en la historia de los hombres,
como presencia salvadora del Señor,
fuente de paz, de alegría y de esperanza.
Amén 

Cardenal Pironio 
e
Ignacio Larrañaga

MADRE ADMIRABLE  

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén



jueves, 20 de mayo de 2010

20. La solución para todo


Excursión montañera de alumnos de Primaria. En un sencillo paso con algo de pendiente y gran cantidad de barro, uno de los chicos cae. Una mezcla de dolor y de vergüenza le llena la cara de lágrimas y la boca de gritos desesperados, invocando la ayuda de su madre -madre que en estos momentos se encontraba a bastantes kilómetros-: ¡mamá, mamá! Era absurdo -no podría escucharle-, pero también natural -de pequeño, la madre es la solución para todo.
Madre mía, ojalá no deje nunca de ser pequeño en esto. ¿Por qué tantas veces me empeño en levantarme yo solo, en luchar yo solo, en sufrir yo solo? Que en todas las circunstancias te llame. Además, a nosotros nunca nos separan los kilómetros... ¡Te llamaré! y perdona si sólo lo hago cuando te necesito, pero... ya sabes: los humanos siempre somos un poco egoístas con ustedes las madres. ¡No me sueltes de tu mano!

CONSUELO DE LOS AFLIGIDOS
¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén 
http://webcatolicodejavier.org/mayomaria.html


miércoles, 19 de mayo de 2010

19. Lo único que sabe hacer


¿Sabes a qué edad se jubilan las madres?
"María -nuestra Madre la Virgen- se dedica por toda la eternidad a ser madre de los hombres. No se jubiló de la maternidad. Sigue engendrando, engendrándonos. Ejerce de madre porque tal vez es lo único -¡lo único!- que sabe hacer. ¡Y qué bien lo hace!” (Martín Descalzo, AM 67) ¿Y cómo se trata a una madre? Con cariño. Como cualquier otra madre, María agradece y " necesita" nuestras manifestaciones de amor.
En un viaje a Chile del beato Josemaría (ahora santo), cuenta un sacerdote que se pusieron a pasear solos a lo largo de un pasillo, al final del cual había una imagen de la Virgen, una pequeña talla sobre un pedestal; en cuanto la descubrió interrumpió la conversación y se inclinó sobre la imagen, depositando en ella un beso de amor.
Y tenía la costumbre de besar con cariño muchas veces cada día la imagen que estaba en la mesa donde trabajaba.
Puede parecer pequeño ese detalle. Y realmente lo es. Pero me trae a la cabeza los enfados de mi madre, cuando al llegar a casa o al irme a la cama, se me olvidaba darle un beso.

¡Dile a María que tratarás de dar besos a sus imágenes con frecuencia, guiños,...! Y ten una imagen suya donde trabajas.

VIRGEN VENERABLE
¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén 
http://webcatolicodejavier.org/mayomaria.html


martes, 18 de mayo de 2010

DESIERTO


El sábado pasado asistí a la última reunión del grupo de Talleres de Oración y Vida en el que estuve participando por 15 semanas. Esta especie de retiro se llama “Desierto” y aunque los años de experiencia que tengo en retiros y convivencias gracias al grupo juvenil parroquial al que pertenecí me sugerían de qué se trataba ésta última actividad, debo reconocer que no me esperaba lo que iba a experimentar.
Tal como se los dije al final a los compañeros, yo había tenido experiencias diferentes en retiros, escuchando pláticas y reflexiones; en congresos con celebraciones y oraciones especiales; en grupos de oración, etc. pero esto de quedarme completamente a solas con el Señor, durante más de 4 horas, fue totalmente nuevo para mí.
Mi vida ha sido un caminar interminable en el aprendizaje de la oración. Encontrar el modo correcto de comunicarme con mi Padre ha sido un constante buscar, practicar, crecer, tropezar, luchar, perseverar, tirar la toalla, dejarse vencer. Pero en todos estos momentos de búsqueda nunca había pasado más de dos horas, acompañada y, si acaso, una hora en soledad.
Recuerdo que cuando nos dijeron que nos apartáramos y que regresáramos al salón principal en cuatro horas, yo pensé: “¡Caramba! ¿Qué voy a hacer tanto tiempo sola?, ¡Me voy a dormir!” Curiosamente, a la hora de la retroalimentación, varias compañeras más pensaron lo mismo a la hora de retirarse.
Sin embargo, nadie se durmió, nadie se aburrió, nadie se quejó. A mí tuvieron que irme a buscar, porque el tiempo se me fue volando e incluso no alcancé a terminar lo que tenía planeado. Una compañera ni siquiera comió, porque no se dio cuenta de cómo había pasado el tiempo.
Definitivamente, una experiencia nueva y enriquecedora para mí, que ha dejado huella imborrable.
Gracias a mi Padre Amoroso por este taller y por este desierto en Su compañía.

18. MARÍA, MADRE DE DIOS


El primer día del año es la fiesta en la que celebramos el dogma que nos identifica plenamente como católicos.
El dogma que nos permite entender por qué Jesús, siendo verdadero Dios, es también verdadero hombre y pudo así redimirnos.
El dogma que fundamenta y nos hace claros como la mañana, el dogma de la Inmaculada Concepción y el de la Asunción.
El dogma, después del de la resurrección de Jesucristo, más consolador de todos, porque la Madre que Él nos dio en la cruz, es su verdadera Madre.
El dogma que justifica el que los católicos le demos a María un culto superior al que damos a los ángeles y a los santos, sólo inferior al que le damos a Dios.
El dogma que explica el amor y la devoción que los católicos le tenemos a la Virgen, y la ilimitada confianza que ponemos en ella.
El dogma que expone la razón por la que no hay pecador, por grande que sea, que pueda desesperar de su salvación, ni hay desamparado en pleno y total desamparo.
El dogma que, al no ser captado por las iglesias protestantes, las priva del consuelo y la ternura de una Madre.
El dogma cuya celebración nos permite vivir cada día llenos de alegría y de confianza, puesto que vivimos bajo la mirada protectora de nuestra madre del cielo.
SANTA MADRE DE DIOS
¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén

Tomado del Misal anual 2001