Google+ Followers

viernes, 30 de abril de 2010

31 DIAS CON MARÍA

Este mes de mayo está dedicado a María, por este motivo, a partir de mañana comenzaré a publicar un pequeño espacio diario dedicado a Ella.
Durante 31 días, mi blog se vestirá con su manto, se impregnará del aroma de las rosas y brillará con la Estrella de la Mañana.

Si Dios vió santidad en Ella, ¿quién soy yo para no hacerlo?

A LOS NIÑOS, EN SU DÍA Y TODOS LOS DÍAS

En México, el dia de hoy, 30 de abril, celebramos el día del Niño. Por lo tanto, extiendo mis felicitaciones a ese niño que cada uno lleva dentro y que nos permite, aún en edad adulta, disfrutar, experimentar, aprender, amar sin prejuicios, asombrarnos con las maravillas de la naturaleza, perdonar sin rencores, aceptar sin limitaciones, comprender, compartir, soñar, y desentenderse de diferencias raciales, posiciones economicas o sociales.
¡¡ Muchas felicidades a todos !!

"Dejen que los niños vengan a Mí, y no se los impidan, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos". Mt. 19, 14

miércoles, 28 de abril de 2010

EL COLLAR DE PERLAS

Maria era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. Un día mientras ella visitaba la tienda con su mamá, Maria vio un collar de perlas de plástico que costaba $2.50 dólares..
¡¡Cuánto deseaba poseerlo!! Preguntó a su mamá si se lo compraría, su mamá le dijo:
.
- Hagamos un trato, yo te compraré el collar y, cuando lleguemos a casa, haremos una lista de tareas que podrás realizar para pagar el collar. Y No te olvides que para tu cumpleaños es muy posible que tu abuelita te regale un billete de un dólar ¡¡enterito!!, ¿Está bien?.
Maria estuvo de acuerdo y su mamá le compró el collar de perlas..
Maria trabajó mucho con tesón todos los dias para cumplir con sus tareas, y tal como su mamá le había mencionado, su abuelita le regaló un billete nuevo de dólar para su cumpleaños..
En poco tiempo Maria canceló su deuda.
.
Maria amaba sus perlas, ella las llevaba puestas a todos lados, al Kinder, a la cama y cuando salía con su mamá hacer los mandados. El único momento en el que No las usaba era cuando se bañaba, su mamá le había dicho que las perlas con el agua le pintarían el cuello de verde!
.
Maria tenía un padre que la quería muchisimo. Cuando Maria iba a la cama, el se levantaba de su sillón favorito para leerle su cuento preferido..
Una noche, cuando terminó el cuento, le dijo: “¿Maria tú me quieres?”, Oh si papá tú sabes que te quiero.
.
“Entonces regálame tus perlas”
.
“¡Oh papá!” No mis perlas. “Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita ¿la recuerdas? Tú me la regalaste el año pasado para mi cumpleaños y te doy su ajuar también ¿está bien papá?.
“Oh No hijita!, está bien, No importa”, dándole un beso en la mejilla, “buenas noches pequeña”
.
Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el diario cuanto: “¿Maria, tú me quieres?”
.
“¡Oh si papá tú sabes que te quiero!”
.
“Entonces regálame tus perlas”
.
¡Oh, papá No mis perlas! Pero te doy a lazos, mi caballo de juguete, ¿lo recuerdas? Es mi favorito, su pelo es tan suave y tú puedes jugar con el y hacerle trencitas. Tú puedes tenerlo si quieres papá.
“Oh no hijita, esta bien,” le dijo su papá dándole nuevamente un beso en la mejilla, “Dios te bendiga buenas noches y dulces sueños”
.
Algunos dias después, cuando el papá de Maria entró a su dormitorio para leerle el cuento, Maria estaba sentada en su cama y le temblaban los labios, “toma papá” dijo, y estiró su mano. La abrió y en su interior estaba su tan querido collar, el cual regaló a su padre..
Con una mano él tomó las perla de plástico y con otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro de la caja había unas hermosas perlas genuinas. El las había tenido todo ese tiempo, esperando que su hija renunciara a la baratija para poderle dar la pieza de valor.
.
Y así es también nuestro padre celestial. El está esperando a que renunciemos a las cosas sin valor en nuestras vidas para podernos dar preciosos tesoros..
¿No es bueno el Señor? Esto me hace pensar en las cosas a las cuales me aferro y me pregunto qué es lo que Dios me quiere dar en su lugar?
.
Su amor siempre está contigo, sus promesas son verdad. Y cuando le damos a El todas nuestras inquietudes, tú sabes que el verá por nosotros..
Así que, cuando el camino por el que viajes parezca muy difícil solo recuerda que yo estaré aquí orando y Dios hará el resto.
.
“Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman”. (1ª Corintios 2:9)

Es increíble la cantidad de cosas a las 
que me he aferrado en mi vida. 
Y cada vez que MI PAPÁ me las pide, 
para que se las ofrezca, 
para que me libere, 
para que dejen de ser una 
preocupación para mí, 
sistemáticamente le he dicho que no, 
que le doy otras cosas, 
que se las regalo con cariño. 
No puedo alcanzar a imaginar 
las cosas de las que me he 
perdido por no desprenderme 
de lo que ÉL me pide . . . 

miércoles, 14 de abril de 2010

AVANCES DE LA TECNOLOGÍA

Super tecnología de punta. Ideal para los jovenes de hoy, tan interesados en este tipo de inventos futuristas.


martes, 13 de abril de 2010

LAS FUERZAS DEL PAÍS

 De un tiempo a la fecha, las calles del país se han visto patrulladas con mas frecuencia por elementos del Ejército Nacional. La guerra que lidiamos no es contra una invasión extranjera, es contra el crimen organizado.
Aún así, hay personas, partidos políticos, grupos de personas de negocios, que se han encarnizado contra el gobierno actual y el ejército que nos cuida. Las personas dicen: "tenemos miedo del ejército", ¿cómo pueden tener miedo de quien está luchando por protegerte y por proteger a tus hijos? Si acaso -como yo- nos pondremos nervisos cuando vemos los camiones o hasta tanquetas patrullando las calles, pero no es por miedo al ejército, sino por temor de quedar en medio de una balacera en algún operativo.
Habría que ponernos un poco en los zapatos de estos hombres y mujeres que exponen su vida para protegernos a nosotros.
Para ellos, -y para todos los ejércitos del mundo- un pequeñísimo homenaje que me ha llegado por mail.


lunes, 12 de abril de 2010

PRINCIPIO DEL 90/10

 Es interesante. Lo que me resulta chocante es ver cómo puedo comprender cada una de las palabras y sin embargo se me hace tan dificil llevarlo a cabo.
Dar clik para empezar y después avanza las diapositivas con las flechitas de la parte inferior del cuadro.


domingo, 11 de abril de 2010

LA OPINION DE CRISTO SOBRE LOS CREYENTES DE HOY


Cuando San Juan escribió el Evangelio que hemos escuchado hoy (aproximadamente en el año 90 de nuestra era), ya había pasado la generación de los cristianos que habían visto al Señor.
Esta es la razón por la que al evangelista le interesa que conozcamos  la opinión de Cristo acerca:
+ de los que creemos ahora en su resurrección, sin haberlo visto resucitado y sin haber metido nuestros dedos en las llagas de sus manos y nuestra mano en su costado…
+ de los que creemos en su amor, sin haber visto ninguna mejoría en la enfermedad por cuya curación hemos pedido tanto…
+ de los que creemos en su Providencia sin habernos sacado la lotería o sin haberle atinado a los pronósticos deportivos…
+ de los que creemos que está en el cónyuge, aun en aquellos momentos que está de mal humor, anda nervioso o impaciente o llega en estado de ebriedad…
+ de los que creemos en su Iglesia, a pesar de las fallas que podamos ver en algunos de sus miembros…
+ de los que creemos que nos habla a través del Papa, aunque a veces no nos guste mucho lo que éste dice…
+ de los que creemos que en el embrión humano hay ya un ser con derecho a la vida, aunque todavía no podamos verlo…
Y LA OPINIÓN DE CRISTO SOBRE LOS QUE CREEMOS AHORA TODAS ESTAS COSAS ES LA SIGUIENTE: “DICHOSOS LOS QUE CREEN SIN HABER VISTO”.

jueves, 8 de abril de 2010

LECCIONES


Esta Semana Santa fue bien diferente para nosotros. Pero de todas las cosas inesperadas que nos pasaron he decidido compartir la que más me ha dejado marcada. Precisamente el Jueves Santo, a eso de las 2 de la tarde, mi madre me comunicó que el esposo de una prima mía había fallecido. Bueno, el shock fue inmediato, fue algo que no esperábamos; no había enfermedad de por medio, ni nada que pudiera habernos preparado para algo así.
El velorio esa noche fue para mí la primera lección; le he comentado a mis papás que ese, sin duda, ha sido el velorio con menos gente al que he asistido en mi vida (cuando yo estuve, alrededor de unos 8 y al otro día, alrededor de unos 20). Yo no puedo decidir si esto es bueno o malo, eso depende de las personas involucradas. Habrá quien prefiera estar así para no ser importunado con tanta gente que a veces no sabe uno ni quién es. El asunto es que yo esperaba mucha gente más, pues el esposo de mi prima era una persona bastante conocida y ella también tiene muchísimas amistades, sin mencionar que nosotros pertenecemos a una familia bastante grande. Entonces, ¿qué fue lo que pasó? Que el deceso tuvo el “tino” de ocurrir en días no laborables para la mayoría de los mexicanos, quienes tratan de aprovecharlos y por lo regular viajan o reciben a familiares que los visitan. Además hay que agregarle que los familiares que quisieron venir al sepelio desde otras partes del país, no pudieron hacerlo al no poder encontrar pasajes ni de avión ni de autobús.
Al otro día, viernes, sería la misa y el sepelio. Segunda situación adversa: no hay donde conseguir a un sacerdote en pleno Viernes Santo. Supongo que por eso la celebración comenzó con más de media hora de retraso, menudo lío han de haber tenido. Finalmente llegó un Ministro de la Palabra a realizar la celebración. Una lección más: yo he sido testigo de cuanta gente devalúa a estos ministros de la Palabra por no ser sacerdotes. Yo he presenciado y escuchado la manera en que se les desestima y se les aparta. Pero no nos ponemos a pensar que el Espíritu Santo sopla donde quiere y habrá muchos Ministros que sepan predicar con tanta claridad, efectividad, caridad y objetividad como éste que nos tocó este día. Nos ha compartido una homilía sobre el perdón con unas palabras tan claras y tan directas, que no había ni la mínima duda de lo que quería decir el Señor por medio de su Ministro. 
En la sala había dos hermanas que tenían meses sin dirigirse la palabra, en algún momento de la Homilía llegué a pensar “Dios mío, ¿qué va a suceder a la hora de la paz?”  Con tan poca gente, no había oportunidad para hacerse el desentendido y evadirse del momento. ¿Qué fue lo que pasó? Que los que estábamos enterados, fuimos testigos de la reconciliación más hermosa que puede haber entre dos hermanas que se han amado toda la vida. “Dios mío, una resurrección horas antes de celebrar La Tuya”.
Todo ocurre por algo. La hora de mi primo llegó cuando tenía que llegar; a pesar de la tristeza, el dolor de mi prima y su familia, los que creemos en el amor de Dios, sabemos que él ya está disfrutando de la vida eterna junto al Creador. Pero que haya sucedido en este día, que por causa de eso haya habido tan poca gente, que las dos hermanas hayan estado solas, sin más familiares que las influyeran en su sentimiento de enojo, que el Ministro haya sido el único al que pudieron encontrar disponible, y que todo eso haya desembocado en una reconciliación inolvidable, es algo que supera por mucho mi conocimiento de los tiempos de Dios.

No me cabe la menor duda de que durante su vida, Juan hizo muchas cosas buenas. Pero me admira que aún hasta el último instante de su paso por esta tierra, Dios lo hizo instrumento para derramar Su Amor entre nosotros.

miércoles, 7 de abril de 2010

UNA SONRISA SINCERA


Hace muchos años leí en un libro de relaciones humanas donde aconsejaban que uno sonriera siempre. Además de que tratáramos de ver en el otro algo que nos gustara, que llamara nuestra atención y que se lo dijéramos a la persona que teníamos frente a nosotros.
“Qué hermoso vestido traes hoy”, “qué bien se ve ese color”, “tienes una sonrisa encantadora”, “qué lindos ojos tienes”, etc.
El secreto de esto (y lo más importante) es que todas las cosas que dijeras tenían que ser SINCERAS. De lo contrario estaríamos cayendo en la adulación barata. El consejo giraba en ver detenidamente a la persona y tatar de encontrar algo que nos agradara de ella o en ella y expresarlo de manera sincera y sin grandes aspavientos.
Todo esto ha venido a mi memoria después de ver este video dividido en dos partes que encuentro altamente recomendable.
PARTE 1:
PARTE 2:

Ahora bien, después de ver los videos, he recordado también otro libro que leí sobre teología moral, donde decía que si todas aquellas virtudes humanas que teníamos o queríamos tener, las realizábamos por amor a Dios, entonces las estaríamos elevando al plano sobrenatural, llevándonos, por lo tanto a estar y vivir más cerca de Él.

domingo, 4 de abril de 2010

RESUCITAR ES TAREA DE CADA DÍA



La vida del cristiano debe ser un caminar hacia la resurrección definitiva, de resurrección en resurrección.
Orar con más Fe y perseverancia...es resucitar.
Ayudar a alguien con amor...es resucitar.
Saber pedir perdón cuando se ofende a alguien...es resucitar.
Iniciar un nuevo día con la decisión de sonreír...es resucitar.
Perdonar nuevamente...es resucitar.
Hacer sonreír de felicidad a un pobre...es resucitar.
Sacrificar un gusto, una comodidad, un tiempo libre por otro...es resucitar.

Cumplir con nuestro trabajo responsablemente...es resucitar.
Cada obra buena, hecha por amor a Dios y al prójimo...es una fuerza inmensa que produce resurrección.

RESUCITAR CADA DÍA ES COMENZAR CADA DÍA A SER MEJORES.
Autor: Marcos Fuentes.


jueves, 1 de abril de 2010

SACERDOTE

En este día en que conmemoramos la institución de la Eucaristía, les dejo este nuevo video de Martín Valverde para honrar también a los guías que ha querido dejar Jesús para nosotros.

¿COMPRENDEN LO QUE ACABO DE HACER CON USTEDES?



 * Una pregunta clave.
* Una pregunta a la que sería de lo más conveniente que le diéramos hoy una respuesta.
* Porque si no hemos comprendido lo que Cristo hizo con sus apóstoles al lavarle los pies, de cristianismo no hemos entendido ni jota.
Pero si lo hemos comprendido, casi estamos del otro lado.
* Y decimos “casi”, porque no basta con comprenderlo intelectualmente; hay que comprenderlo en la práctica.
* “Les he dado ejemplo, para que lo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan”.
La pregunta que Jesús formuló a sus apóstoles y que este Jueves Santo también nos hace a nosotros, no se responde con un simple “si”.
La respuesta adecuada hay que darla “quitándose el manto y tomando una toalla”. Es decir, poniendo manos a la obra.
Hay que quitarse el manto de cualquier absurdo complejo de superioridad basado en la clase social, en el puesto que se ocupa, en el papel que se desempeña, en el dinero que se posee o en el color de la piel que se tiene.
Y tomar la toalla para prestar todos los servicios que podamos y enjugar todas las lágrimas posibles.
Si hemos comprendido lo que Cristo hizo con los apóstoles, nuestra vida en el hogar o en nuestro lugar de trabajo no podrá seguir siendo la misma de este Jueves Santo en adelante.

EL TESTAMENTO DE JESÚS



Yo, Jesús de Nazaret, hijo de María por obra del Espíritu Santo, en pleno uso de mis facultades, habiendo llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, en esta víspera del día solemne de la Pascua, declaro que es mi voluntad:
o   “Que si yo, que soy el Maestro y el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros. Les he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan”. (Evangelio)
o   “Que si entienden esto y lo ponen en práctica, serán dichosos”. (Juan 13, 17)
o   “Que se amen los unos a los otros como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que son mis discípulos” (Juan 13, 34)
o   “Que hagan en memoria mía” lo que yo acabo de hacer: tomar un pan, pronunciar la acción de gracias, partirlo y repartirlo, diciendo: “Este es mi Cuerpo que se entrega por ustedes”. Hacer lo mismo con el cáliz diciendo: “Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi Sangre, que se derrama por ustedes”. (Segunda lectura)
o   “Que no se turbe su corazón. Si creen en Dios también crean en mi. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, se los habría dicho a ustedes, porque voy a prepararles un lugar. Cuando vaya y les prepare un sitio, volveré y los llevaré conmigo” (Juan 14, 1-3)
o   “Y sepan que no los dejaré desamparados, sino que volveré a ustedes. Dentro de poco el mundo no me verá más, pero ustedes sí me verán, porque yo permanezco vivo y ustedes también vivirán” (Juan 14, 18-19)

Tomado del Misal anual 2000