Google+ Followers

jueves, 27 de febrero de 2014

EL ÁNGEL QUE CUIDE TUS PASOS ♫

De mi padre heredé el gusto por los boleros. Desde niña, cuando los acompañaba a sus reuniones y escuchaba en las voces de los amigos todas esas letras que me eran incomprensibles, pero que me aprendía rápidamente, me han quedado en la memoria. Y aunque no fue "mi época", me siguen gustando y los recuerdo con un dejo de añoranza.
Javier Solis es uno de los consentidos y SI DIOS ME QUITA LA VIDA, uno de los clásicos. Un tanto egoísta la letra, pero no debe uno ser tan riguroso en estos casos.

Si Dios me quita la vida antes que a ti
le voy a pedir que concentre mi alma en la tuya
para evitar que pueda entrar
otro querer a saborear lo que es tan mío

Si Dios me quita la vida antes que a ti
le voy a pedir ser el ángel que cuide tus pasos
pues si otros brazos te dan
aquel calor que te di
sería tan grande mi celo
que en el mismo cielo
me vuelvo a morir

Eso es sólo un pensamiento
pues en su momento de locura me confiesas
que cuando me besas
eres tan mía como la playa del mar

Si Dios me quita la vida antes que a ti
le voy a pedir ser el ángel que cuide tus pasos
pues si otros brazos te dan
aquel calor que te di
sería tan grande mi celo
que en el mismo cielo
me vuelvo a morir

Si Dios me quita la vida antes que a ti.

miércoles, 26 de febrero de 2014

¿CÓMO CRECER?


Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.
El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino.
Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa.
La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una Fresia, floreciendo y más fresca que nunca.
El rey preguntó:
¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?
No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresias. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: "Intentaré ser Fresia de la mejor manera que pueda".

Ahora es tu turno. Estás aquí para contribuir con tu fragancia. Simplemente mirate a vos mismo.
No hay posibilidad de que seas otra persona.
Podes disfrutarlo y florecer regado con tu propio amor por vos, o podes marchitarte en tu propia condena...

Un cuento de Jorge Bucay

Cada uno de nosotros está en este mundo porque así Dios lo quiso. ¿Por qué no podemos vivir en paz? ¿Por qué no podemos identificar nuestros talento y ser felices con ellos?

martes, 25 de febrero de 2014

RETO: UN PERSONAJE QUE HAYA COMETIDO UN ASESINATO

En esta ocasión, cuando pienso en el nuevo reto que me toca ahora, me viene a la mente la novela CRIMEN Y CASTIGO, de Fiódor Dostoievski, una verdadera joya de la literatura universal.
Para elegir a un personaje que haya cometido un asesinato, pensé en presentar al protagonista Rodión Románovich Raskólnikov, mejor conocido como Rodya, Ródenka o Rodka (multinombre el muchachón ☺).
Este cuate y su familia tenían mucho problemas de dinero y para evitar que su hermana hiciera un sacrificio para obtenerlo, se despacha -asesina, pues- a una anciana usurera y a su hermana para después robarle sus cosas.
Si no has leído el libro, no creas que ya te eché a perder la historia, bueno sí un poco, pero nada del otro mundo ☺.
Lo que verdaderamente vale la pena es todo el conflicto
interno que tiene este pobre muchacho y los diálogos magistrales que mantiene con el comisario investigador del caso. Todo esto es simplemente imperdible.


“Quería suicidarme para huir del deshonor; pero en el momento de ir a arrojarme al agua me dije que un hombre fuerte no debe temer a la vergüenza”.

viernes, 21 de febrero de 2014

DE UNA MADRE RUSA, PARA EL MUNDO

Para estas altura supongo que mis amigos ya deben de saber que me encanta la fotografía. Lamentablemente no he podido hacerme con una buena cámara, sin hablar del talento que se necesita para ello y que supongo que cuando se repartió yo llegué tarde :)
Sin embargo, eso no me impide admirar el talento de otros para este hermoso arte. Acá les dejo apenas una muestra de esta fotógrafa rusa que tiene un toque especial para este asunto de la fotografía.
Yo pongo una foto y abajo está el link para que vayan y admiren en todo su esplendor el resto de ellas.


Para ver las demás fotos que son verdaderamente impresionantes da click aquí.

jueves, 20 de febrero de 2014

RETO: UN PERSONAJE NO MUERTO

Una de esas novelas que jamás hubiera leído si no hubiera venido recomendada por una gran amiga como lo es  +ANDREA PALAVECINO , se llama DIARIO DE UN ZOMBI del autor Sergi Llauger.
Y hoy he recordado al personaje principal porque dentro del reto de lectura me ha tocado hablar de un "personaje no muerto".
La realidad es que este es uno de los personajes más entrañables que me ha tocado conocer. Erico Lombardo es un zombi "especial", uno que te roba el corazón cuando comienzas a ver la lucha que hay dentro de él por no seguir esos "instintos" propios de su especie :)  y por si fuera poco, tiene en sus manos, la posibilidad de salvar al mundo de una "zombificación" general :D
Pero qué mejor que sea el propio Erico el que se presente.
Permitid que me presente. Me llamo Erico Lombardo y soy de Verona, una bonita ciudad a la sombra de Venecia [...]
[...] Permaneced atentos, porque lo que hoy voy a contaros es algo mucho más interesante para vuestras mentes y enriquecedor para vuestras almas: ni más ni menos que la trayectoria de mi variada, vertiginosa y, a menudo, poco gratificante vida.
[...]
Tengo 23 años. Y en cuanto a mis aficiones, os diré que me apasiona la lectura, viajar por el mundo en busca de aventuras y el deporte; el atletismo, básicamente.[...]
A pesar de ser un muchacho más bien alegre, siempre me ha gustado cierto grado de soledad… Bueno, no siempre; digamos que desde que todo cambió, mis valores también lo hicieron. Últimamente, esa soledad me afecta de una forma distinta; empiezo a tener pensamientos que se repiten más de lo deseado, como ¿qué está bien? o ¿qué está mal? Atisbos de razonamiento ilógico que no tendrían que estar ahí. Yo cumplo un papel en el nuevo ecosistema y no debería ser éste, por Dios que no debería. Y hablando de Dios: si pudiera, le preguntaría por qué he de ser yo, de entre mis numerosos homólogos, el diferente.[...]
[...] Pues yo os digo que, a lo largo de esta especie de fábula que haré esfuerzos por relatar, comprenderéis que no todo es blanco o negro: también existen los molestos grises.
Por cierto —y antes de que se me olvide—, soy un zombi.
¡Tachán! ¿Sorprendidos? Parece increíble, ¿eh?
 
[...]
De todas formas, no os preocupéis por mí. Lo llevo bastante bien. Ya me he acostumbrado a mis catorce grados de temperatura corporal —os aseguro que cuando se es consciente de ello, resulta muy molesto—. Por lo demás, voy arrastrándome satisfactoriamente.
Así que todo va viento en popa, vamos.
Sólo hay un pequeño problemilla, y es que yo soy un zombi, vosotros sois humanos… y empiezo a tener hambre.

jueves, 13 de febrero de 2014

FIN DE SEMANA


Esperó al padre en la puerta de la escuela. Como todos los viernes. A partir del divorcio, Fernando vivía con su madre, pero los fines de semana eran del padre. Antes de cualquier dictamen impuesto, ellos lo habían resuelto amigablemente, sobre todo para no herir al hijo con enfrentamientos inútiles. Nunca llegaba en hora, pero esta vez demoró más que de costumbre. Mientras compartió la espera con otros chicos, Fernando no se inquietó, pero uno a uno los fueron recogiendo y al final sólo quedaron él y el portero, un tipo que además detestaba a los escolares.
Marcelo apareció por fin, casi corriendo. Fernando se resignó a besar la mejilla, paterna y sudada. Eso no le gustaba, porque la boca le quedaba húmeda y le habían enseñado que no era correcto limpiarse con el puño.
-¿Estabas nervioso?
-No.
-Por favor, no le cuentes a tu madre sobre esta demora. Digo, para que no se preocupe. La verdad es que no me podía sacar de encima a un cliente que es un plomo.
No le cuentes a tu madre. Fernando no entendía por qué no decía: No le cuentes a Luisa.
Tomaron un taxi hasta el restaurante de todos los viernes. Fernando no precisaba leer el menú. Siempre había sido fiel al churrasco con ensalada.
-¿No querés pedir otra cosa?
-No.
-Yo me aburriría pidiendo siempre lo mismo.
-A mí me gusta. Por eso no me aburro.
Marcelo cumplió con el deber paterno de preguntarle por sus clases, sus maestras, sus compañeros. Como eran las preguntas de siempre, Fernando apeló a las respuestas de siempre.
-Y de todo lo que vas aprendiendo, ¿qué es lo que más te gusta?
-Las cuentas y los cuentos.
Como acompañamiento de un humor tan primario, Fernando esbozó su primera sonrisa de este viernes, y el padre no tuvo más remedio que reírse.
En el postre tampoco hubo novedad: helado de vainilla.
-Y tu madre ¿cómo está?
-Sola. Está sola.
-Bueno, no tan sola. Está contigo ¿no?
-Sí, claro.
Llegaron al lindo apartamento sobre la Rambla y Fernando fue a su cuarto. Marcelo le había reservado ese espacio, donde, además de la cama y otros muebles, había juguetes (un mecano, un trencito eléctrico) de uso y disfrute solitarios. Y asimismo un pequeño televisor. También en casa de su madre tenía un ambiente propio, claro que con otros juguetes. A Fernando le gustaba esa doble franja de sus entretenimientos. Era como saltar de una región a otra, y viceversa.
Estuvo un rato jugando con el mecano (construyó algo que, si se lo miraba con buena voluntad, podía parecerse a un molino), vio en la tele un documental sobre las ardillas, dormitó un rato, así hasta que Marcelo lo llamó desde la terraza.
Allí lo esperaba una novedad: una muchacha, alta, rubia y con el pelo suelto, de vaqueros, que a Fernando le pareció linda y simpática.
-Fernando -dijo el padre-. Esta es Inés, una buena amiga mía, que también va a ser una buena amiga tuya.
La buena amiga sólo dijo ¡hola!, pero le tomó de un brazo y lo acercó a su mecedora. Lo besó con suavidad y Fernando advirtió con alivio que aquella mejilla no estaba sudada. A él le cayó bien que Inés no le interrogara sobre la escuela, las clases, las maestras y los otros alumnos. En cambio, le hizo comentarios sobre películas y sobre fútbol. Le pareció increíble que una mujer supiera tanto de fútbol. Además, como al pasar, dijo que era hincha de Nacional. También él era bolsiyudo. Un buen comienzo. Marcelo, en cambio, era de Peñarol, pero asistía satisfecho a aquel estreno, como el autor clandestino de un buen libreto.
Inés había traído unos paquetes con comida, así que cenaron en casa. Después vieron un poco de televisión (noticias sobre hambrunas, inundaciones y atentados), pero como a Fernando se le cerraban los ojos, el padre lo mandó a la cama, no sin antes recomendarle que se lavara los dientes.
A medianoche lo despertó un ruido procedente del cuarto de baño. Alguien había tirado la cadena. Como la puerta de su cuarto estaba entornada, Fernando pudo espiar desde allí. Inés, de camisón, salió del baño y entró en la habitación de Marcelo.
Fernando volvió a su cama y durante un buen rato estuvo desvelado. Inés era linda y simpática y además de Nacional. Pero, antes de dormirse, Fernando decidió reforzar su lealtad a Luisa. A su madre no le importaba el fútbol, pero aun así a él le parecía más linda y más simpática.
El sábado y el domingo, Fernando disfrutó de su padre y éste de Fernando. No era el momento de hacer el balance de la situación. Como si hubiera concluido el guión de la película, Inés no habló más de fútbol. Estaba tan callada, que en la tarde del domingo Marcelo se le acercó, le acarició el lindo pelo y le preguntó si pasaba algo.
-Nada importante -dijo ella-. Sólo que tengo que acostumbrarme.
Lo dijo en un murmullo, sólo para Marcelo, pero Fernando la escuchó (la abuela siempre decía: "este chico tiene un oído de tísico") y llegó a la conclusión de que también él tenía que acostumbrarse. ¿Se acostumbraría?
El domingo a la noche, Marcelo reintegró al chico al ámbito materno. Llamó desde abajo y cuando oyó algo parecido a la voz de su ex mujer, dijo: "Luisa, aquí te dejo a Fernando. Chau". "Gracias. Chau", dijo el intercomunicador, más afónico que de costumbre.
Fernando subió en el ascensor hasta el sexto piso. Allí lo esperaba Luisa. Lo besó, tenía la cara con un poco de pancake, pero a él no le importó.
Un rato después, ella le hizo un jugo de naranja. De pronto contempló a Fernando con curiosidad. Pensó que era absurdo, pero le pareció que de algún modo su hijo había crecido en sólo 48 horas.
Sólo por decir algo, Luisa preguntó:
-Y tu padre ¿cómo está?
Fernando pensó: ella tampoco dice "Marcelo" sino "tu padre". Tragó saliva antes de responder:
-Solo. Está solo. .
  Mario Benedetti
Buzón de Tiempo

miércoles, 12 de febrero de 2014

PERSONAJE CON UN TRABAJO RIESGOSO



Uno de los últimos libros que acabo de leer es LA CATEDRAL DEL MAR de Ildefonso Falcones (2006). Un libro que me pareció verdaderamente maravilloso: me hizo llorar, reir, indignarme, enamorarme de su protagonista :) , enojarme con sus antagonistas, etc.
Entre una cantidad considerable de trabajos realizados por sus personajes, uno de ellos, Arnaud Estanyol realizó durante un tiempo un trabajo de Bastaix, que yo entendí siempre como estibador. Es decir, subían y bajaban cosas de los barcos que llegaban al puerto de Barcelona. Pero, si ya de por sí éste podría ser considerado un trabajo riesgoso, además de todo, estos Bastaixos, acarreaban piedras de respetable tamaño hacia la catedral que se estaba construyendo en la ciudad. Aquí es donde entra mi aportación para el reto de hoy. Como no encontré una foto o dibujo del personaje, les dejo una foto de una figura de un bastaix llevando sobre su espalda una gran piedra que alguien capturó en la fachada de una catedral. Y también un fragmento de la historia para que, si no lo han hecho, les den ganas de leerla :)


Cuando vio a los dos peones cargados con la piedra, Arnau se acercó a ellos. Se encorvó y tensó todos los músculos del cuerpo. Todos los presentes guardaron silencio. Los peones soltaron la piedra con suavidad y lo ayudaron a afianzar las manos en ella. Al notar el peso, se encorvó aún más y las piernas se le doblaron. Arnau apretó los dientes y cerró los ojos. «¡Arriba!», creyó escuchar. Nadie había dicho nada, pero todos lo habían gritado en silencio al ver las piernas del muchacho. ¡Arriba! ¡Arriba! Arnau se irguió bajo el peso. Muchos suspiraron. ¿Podría andar? Arnau esperó, todavía con los ojos cerrados. ¿Podría andar?
Avanzó un pie. El propio peso de la piedra lo obligó a mover el otro y otra vez el primero... y de nuevo el segundo. Si paraba..., si paraba la piedra haría que cayera de bruces.
Ramon sorbió por la nariz y se llevó las manos a los ojos.
—¡Animo, muchacho! —se oyó gritar a alguno de los arrieros que esperaban.
—¡Vamos, valiente!
—¡Tú puedes!
—¡Por Santa María!
El griterío resonó en las paredes de la cantera y acompañó a Arnau cuando se encontró a solas en el camino de vuelta a la ciudad.
Sin embargo, no anduvo solo. Todos los bastaixos que salieron tras él le dieron fácilmente alcance y todos, del primero al último, acomodaron su paso al de Arnau durante algunos minutos para animarlo y jalearlo; cuando uno llegaba a su altura, el anterior recuperaba su ritmo.
Pero Arnau no los escuchaba. Ni siquiera pensaba. Su atención estaba puesta en aquel pie que debía aparecer desde detrás, y cuando lo veía avanzar por debajo de él y plantarse en el camino, volvía a esperar al siguiente; un pie tras otro, sobreponiéndose al dolor.
[...]
Parte del peso lo lleva la Virgen, le había dicho también. ¡Dios!, si eso era cierto, ¿cuánto pesaba aquella piedra? No se atrevió a mover la espalda. Le dolía, le dolía terriblemente. Descansó durante un buen rato. ¿Podría volver a ponerse en movimiento? Arnau miró en derredor. Estaba solo. Ni siquiera los demás arrieros seguían aquel camino, pues tomaban el del portal de Trentaclaus.
¿Podría? Miró al cielo. Escuchó el silencio y aupó la piedra de nuevo, de un tirón. Los pies se pusieron en movimiento. Uno, otro, uno, otro...
[...]
Cuando traspasó la muralla occidental y dejó atrás Framenors, Arnau se encontró con los ciudadanos de Barcelona. Seguía con la atención fija en sus pies. ¡Ya estaba en la ciudad! Marineros, pescadores, mujeres y niños, operarios de los astilleros, carpinteros de ribera; todos observaron en silencio al muchacho encogido bajo el peso de la piedra, sudoroso, congestionado. Todos se fijaban en los pies del joven bastaix, que Arnau miraba sin prestar atención a nada más, y todos, en silencio, los empujaban: uno, otro, uno, otro...
Algunos se sumaron al recorrido de Arnau, tras él, en silencio, acomodando su andar al avance de la piedra, y así, tras más de dos horas de esfuerzo, el muchacho llegó a Santa María acompañado por una pequeña y silenciosa multitud. Las obras se paralizaron. Los albañiles se asomaron a los andamios y los carpinteros y picapedreros dejaron sus labores. El padre Albert, Pere y Mariona lo esperaban. Àngel, el hijo del barquero, ya convertido en oficial, se acercó a él.
—¡Vamos! —le gritó—. ¡Ya estás! ¡Ya has llegado! ¡Venga, vamos, vamos!
Se empezaron a oír gritos de ánimo procedentes de lo alto de los andamios. Los que habían seguido a Arnau estallaron en vítores. Toda Santa María se sumó al griterío; incluso el padre Albert se unió al griterío general. Sin embargo, Arnau siguió mirando sus pies, uno, otro, uno, otro... hasta alcanzar el lugar en que se depositaban las piedras; allí los aprendices y los oficiales se lanzaron a por la que el muchacho había acarreado.
Sólo entonces Arnau levantó la mirada, todavía encogido, temblando, y sonrió. La gente se arremolinó a su alrededor y lo felicitó. Arnau fue incapaz de saber quiénes eran los que lo rodeaban; sólo reconoció al padre Albert, cuya mirada se dirigía hacia el cementerio de las Moreres. Arnau la siguió.
—Por vos, padre —susurró.

martes, 11 de febrero de 2014

19 AÑOS . . . Y CONTANDO

Un dia como hoy, 19 años después.

Comenzamos nuestra historia, que al dia de hoy continuamos escribiéndo. Juntos al pie del cañón, buscando junto a Jesús y María, seguir bebiendo de ese vino que nunca se acaba y que cada vez sabe más dulce y mejor.
Doy gracias a Dios porque sé que tu presencia es una bendición, que eres lo mejor que me ha podido pasar y que juntos seguiremos recorriendo este camino que cada dia es nuevo; que cada dia teje Dios para nosotros y que a cada momento nos sorprende con hermosas maravillas ideadas solo para nosotros.
Quiero seguir por esta senda tomada de tus manos y tomados de Su mano. Y que cada amorosa sorpresa que nos tenga Él preparada, la vivamos junto a la hermosa familia que tenemos.


viernes, 7 de febrero de 2014

SE COMIENZA EN CASA

El pasado 1 de enero, el Papa Francisco dirigió unas palabras antes del rezo del Angelus. Éstas fueron dirigidas al mundo entero con especial énfasis en el tema de la paz.
Viendo que en mi pais y en algunos otros, estamos pasando por momentos muy dificiles con la inseguridad y enfrentamientos armados, me dio por buscar el texto y leer -y compartir- lo que éste dice en su totalidad.


“Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días y buen año!

Al inicio del nuevo año dirijo a todos ustedes las felicitaciones de paz y de todo bien. Mi deseo es el de la Iglesia, ¡es el deseo cristiano! No está ligado al sentido un poco mágico y un poco fatalista de un nuevo ciclo que inicia. Nosotros sabemos que la historia tiene un centro: Jesucristo, encarnado, muerto y resucitado, que está vivo entre nosotros; y tiene un fin: el Reino de Dios, Reino de paz, de justicia, de libertad en el amor; y tiene una fuerza que la mueve hacia aquel fin, y la fuerza es el Espíritu Santo.

Todos nosotros tenemos al Espíritu Santo que hemos recibido en el Bautismo. Y Él nos impulsa a ir hacia adelante en el camino de la vida cristiana, en el camino de la historia, hacia el Reino de Dios.

Este Espíritu es el poder del amor que ha fecundado el seno de la Virgen María; y es el mismo que anima los proyectos y las obras de todos los artífices de la paz.

Donde hay un hombre o una mujer constructores de paz allí está precisamente el Espíritu Santo que los ayuda, los impulsa a construir la paz.

Dos caminos que se cruzan hoy, fiesta de María Santísima Madre de Dios y Jornada Mundial de la Paz. Hace ocho días resonó el anuncio angélico: ‘Gloria a Dios y paz a los hombres’; hoy lo acogemos nuevamente de la Madre de Jesús, que ‘conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón’, para hacer de él nuestro empeño en el curso del año que se abre.

El tema de esta Jornada Mundial de la Paz es ‘Fraternidad, fundamento y camino para la paz’. Fraternidad. Siguiendo las huellas de mis Predecesores, a partir de Pablo VI, he desarrollado el tema en un Mensaje, ya difundido y que hoy entrego a todos idealmente.

En la base está la convicción de que somos todos hijos del único Padre celestial, formamos parte de la misma familia humana y compartimos un destino común. De aquí deriva para cada uno la responsabilidad de trabajar a fin de que el mundo se convierta en una comunidad de hermanos que se respetan, se aceptan en su diversidad y se cuidan recíprocamente.

También estamos llamados a darnos cuenta de las violencias y de las injusticias presentes en tantas partes del mundo y que no pueden dejarnos indiferentes e inmóviles: se necesita el empeño de todos para construir una sociedad verdaderamente más justa y solidaria.

Ayer recibí una carta de un señor, quizás de uno de ustedes, que contándome una tragedia familiar, sucesivamente listaba tantas tragedias y guerras hoy en el mundo. Y me preguntaba: ¿Qué sucede hoy en el mundo, que está llevando a hacer todo? Y decía, en fin, es hora de detenerse. También yo creo que nos hará bien detenernos en este camino de violencia y buscar la paz.

Hermanos y hermanas, hago mías las palabras de este hombre: ¿Qué sucede en el corazón de los hombres? ¿Qué sucede en el corazón de la humanidad? ¡Es hora detenerse!

Desde cada rincón de la tierra, hoy los creyentes elevan su oración para pedir al Señor el don de la paz y la capacidad de llevarla a cada ambiente. Que en este primer día del año, el Señor nos ayude a encaminarnos todos con más decisión por los caminos de la justicia y de la paz. Comenzamos en casa ¡eh! Justicia y paz en casa.

Entre nosotros ¡eh! Se comienza en casa y después se va adelante, a toda la humanidad, pero debemos comenzar en casa.

Que el Espíritu Santo obre en los corazones, disuelva las cerrazones y las durezas y nos conceda que nos enternezcamos ante la debilidad del Niño Jesús. La paz, en efecto, requiere la fuerza de la mansedumbre, la fuerza no violenta de la verdad y del amor.

En las manos de María, Madre del Redentor, ponemos con confianza filial nuestras esperanzas. A ella, que extiende su maternidad a todos los hombres, encomendamos el grito de paz de las poblaciones oprimidas por la guerra y por la violencia, para que el coraje del diálogo y de la reconciliación prevalezca sobre las tentaciones de venganza, de prepotencia, de corrupción.

A Ella le pedimos que el Evangelio de la fraternidad, anunciado y testimoniado por la Iglesia, hable a cada conciencia y derrumbe los muros que impiden a los enemigos reconocerse hermanos”.




Fuente:  http://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-encomendamos-el-grito-de-paz-del-mundo-a-la-virgen-maria-74967/#.UtqopVO_KvE

jueves, 6 de febrero de 2014

ISLA DE SACRIFICIOS

Una de las cosas que mas me gusta hacer es tomar fotografías. Casi para todos lados traigo cargando mi camarita y cuando la llevo a algún evento especial, por lo menos tomo 50 fotos (como mínimo). Me gusta mucho retratar la naturaleza; creo que es uno de los grandes regalos de Dios, aunque después, cuando vea las fotos, me de cuenta de que dificilmente se podrá plasmar en una imagen, la belleza de las cosas naturales.
De todos modos, hago mis intentos; y he aquí que de vez en cuando iré compartiendo algunas de las fotos que tomo y de la historia que acompaña a cada una (si es que me acuerdo☺).

Esta es LA ISLA DE SACRIFICIOS. Se encuentra enfrente de las cosas del puerto de Veracruz y es una de esas bellezas naturales que hipnotizan a propios y extraños. Desde hace muchos años está cerrada al público en general, pero de repente alguno que otro sí puede ir a pasear. Yo cada vez que puedo le tomo fotos.
Como su nombre lo indica, en tiempos anteriores a la conquista, supuestamente se utilizaba para los sacrificios que llevaban a cabo los nativos. Digo supuestamente, porque de repente hay cada error en la historia . . . .  ☺.
En fin, les dejo esta toma que edité para una portada en Facebook y ahora la comparto con ustedes.

miércoles, 5 de febrero de 2014

♫ ¿CÓMO NO AMARTE? ♪

¿Cómo no amarte?
Si Dios se fijó en ti, en tu humildad, en tu sencillez, en tu fortaleza. Si Dios te amó hasta el punto de elegirte para ser la madre de Jesús, ¿quién soy yo para no amarte también y agradecerte eternamente tu bendito "SÍ"

Canción: Cómo no amarte
Intérprete: Alfareros.



martes, 4 de febrero de 2014

VILLANO DE VILLANOS

Con frecuencia he participado en Facebook en varios "retos" que nos han traído bastantes momentos de diversión entre el grupo de amigos, familiares y hasta con mis alumnos.
Ahora traigo un "reto" hasta acá, no para involucrarlos, sino solo para divertirme un poco y ejercitar un poco mis neuronas -si que es que ésto puede ser posible-.
El reto lo compartió mi amiga +MARÍA ANGÉLICA  en su blog literario El Cementerio de los Libros y bueno, trataré, en la medida de lo posible, ir cubriendo poco a poco los pasos para llevar este reto hasta su final durante todo el año.
No sé hasta cuánto aguante, pero mientras trataré de ir posteando mis retos cada semana, a ver si logro cubrir los del año pasado y los de éste.
Si alguien en su sano juicio quiere unirse a este reto, en el enlace al blog de mi amiga están las reglas -en realidad no hay reglas- y los retos a vencer.
Esta vez y para empezar, he elegido el primer reto del año pasado:

1. PERSONAJE QUE MEREZCA UN FLECHAZO EN LA FRENTE.

Si hay un motivo por el cual me gusta leer, es por la cantidad de sentimientos que te puede generar una historia, sin importar que ésta haya sido aclamada o humillada por academias competentes. La realidad es que cada historia es única para el lector.
Uno de los personajes más odiosos y más odiados por mí fue:
William Hamleigh, antagonista de LOS PILARES DE LA TIERRA (Ken Follet, 1989).

La imagen representa a David Oakes interpretando a 
William Hamleigh, en la miniserie Pilares de la Tierra.
Este cuate es un niño mimado y no otra cosa, pero de la época medieval. Acostumbrado a hacer lo que quería y obtener lo que deseaba por las buenas o por las malas, fue autor de las peores tropelías durante las 1300 páginas (¡!) que dura toda la historia.
Durante muchas ocasiones, verdaderamente me hizo enojar e indignar tanto que sí deseé que alguien -por piedad- le pusiera "un flechazo en la frente".
 

domingo, 2 de febrero de 2014

APRENDICES DE JESÚS, una aventura de altura -y de frío-

El pasado 6 de diciembre me tocó presenciar el nacimiento de un nuevo grupo juvenil. Fui invitada por una amiga a la ciudad de Toluca, para ir a servir a un retiro de jovenes en la casa de los Cursillistas. La mencionada ciudad queda a unos 700 kms. de distancia, con sus "hermosos" 2663 metros sobre el nivel del mar -al que vivo yo- , y ya ni mencionemos la temperatura a la que estuvimos, donde alcanzamos, la segunda noche unos redonditos 0 grados centígrados. No es que todo esto sea muy importante a nivel espiritual, pero de alguna manera se quedó "grabado en nuestras mentes"  :)
Desde que me invitaron (unos 4 meses antes), sentí mucha emoción, pues tenía tiempo de no asistir a un retiro y mucho menos con jovenes, pero tenía toda la confianza de que ésto es asunto de Dios y Él pondría los medios para que todo saliera bien.
Mi trabajo -y el de otra amiga que también fue invitada a ir- era solo en el nivel "musical". Fuimos invitadas para tocar guitarra y cantar las canciones que durante tantos años interpretamos en el grupo juvenil al que pertenecimos. 
No haríamos nada más que evangelizar cantando.






La experiencia fue buena en general. Lógicamente hubo cosas a nivel logístico que pudieron -y podrán- salir mejor, pero todo lo que Dios planeó, salió a pedir de boca.
Ahora los chavos están trabajando para establecer con solidez este nuevo grupo APRENDICES DE JESÚS en su parroquia y las noticias que voy teniendo de ellos por medio de Facebook, me indican que todo va viento en popa.



Aunque estoy lejos y poco pude convivir con la mayoría de los jovenes, siento mucha ilusión de ver los inicios de algo que, si Dios quiere, será para Gloria Suya, y que deseo con todo el corazón, sirva para dar un poco de esperanza, luz, guía y seguridad a muchos jovenes que, en estos días, necesitan tanto.

 
Gracias a Dios, a Sara que me invitó y a la Diócesis de Toluca, representadas en el Padre Manuel, guía espiritual del grupo, por haberme permitido vivir esta experiencia.
Y a todos los chicos, aunque probablemente no me lean, los llevo en mi corazón y en mis oraciones.


Postales
 
Ya cuando salimos del retiro, Dios nos regaló una postal, de esas que solo Él puede diseñar y acá se las comparto. Un atardecer de fuego que luchaba contra las nubes para poder brillar con todo su esplendor.




Aca una foto con la familia de mi amiga que tan amablemente nos alojó por esos dias.





Y finalmente, ya desde el autobús, de regreso a casa, una de las muchas fotos que tomé del campo mexicano. Es una delicia ver la vegetación, los bosques que todavía existen. Los colores, el sol, las nubes, el cielo. En fin, una experiencia redonda la que tuve en Toluca.