Google+ Followers

lunes, 31 de agosto de 2009

93 AÑOS CUMPLIDOS

Ayer asistí a un evento especial para mi familia. Mi tía “la negra”, la mayor de las hermanas de mi papá ha cumplido 93 años. Le fallan un poco las piernas, pero es lo único; tan lúcida como el que más. Yo espero llegar a los 50 con esa lucidez, no me atrevo a pedir más.
Ella nació en 1916, año en que también nacieron Glenn Ford, Camilo José Cela, François Mitterrand, Peter Weiss o Kirk Douglas. 1916, año en el que fallecieron personalidades tan importantes como Rubén Darío o José Echegaray y Eizaguirre; y otros no muy agradablemente recordados como Grigori Rasputín o Victoriano Huerta.
Año en que se publica la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein y Metamorfosis de Franz Kafka.
Mi tía nació a la mitad de la Primera Guerra Mundial, y seguramente en medio de muchos acontecimientos importantes más a nivel mundial. Pero para nosotros, para nuestra familia, ella ha sido el personaje más importante. Tal vez no escribió un libro; pero ayudó a criar a varios hermanos, los más pequeños, ayudando a escribir la historia de cada uno sobre bases limpias, fuertes y derechitas. Ella no gobernó ningún país, pero supo hacerlo en su casa. Tal vez no ganó premios, pero es reconocida y querida por todos y cada uno de los miembros de nuestra familia como un ejemplo a seguir y como un pilar de fortaleza; su mayor premio, creo yo, ha sido y será el cariño, reconocimiento y la admiración de quienes la rodean.
Al día de hoy, con 93 años vividos y cientos de historias que contar, mi tía “la negra” sigue siendo un personaje importante dentro de nuestra familia, que aún sigue reuniendo a miembros de hasta 4 generaciones cada 30 de agosto.

¡Felicidades tía!

* Adivina cómo se llama mi tía (si eres de la familia, no puedes participar).

LA LEYENDA DEL ÁGUILA


Hoy voy a compartir una historia que aprendí hace algunos años y que he publicado el 15 de enero del 2006 en mi antiguo blog.


“La leyenda del Águila”

Dicen algunos que el Águila es el animal más majestuoso de la tierra. Su porte real, siempre altivo, siempre orgulloso. Sus impresionantes alas, su poderoso pico y su vista privilegiada, la hacen un animal que inspira respeto por todo el que la ve. No hay manera de no admirar un águila cuando se le ve volar. Las impresionantes alturas que alcanza y la precisión con la que puede detectar a su presa, asecharla y capturarla son cualidades con las que fue dotada y aprovecha bien.
Bueno, pues cuenta una leyenda hecha canción, que en algún escondido lugar, encadenado a una estaca clavada en la tierra, habitaba un águila cautiva. Los motivos y la manera en que fue capturada, son desconocidos. Lo cierto es que debido a los años de injusto cautiverio este majestuoso animal había quedado reducido a una mala caricatura. Su plumaje, siempre impecable, ahora estaba sucio y desordenado, sus ojos orgullosos, hoy sólo reflejaban tristeza, soledad. Parecían preguntar ¿qué hago aquí? ¿Cómo llegué? ¿Cuál es la salida? Su porte gallardo siempre erguido, ahora estaba reducido a una actitud de humillación y vergüenza: su cabeza agachada, su cuerpo encorvado, sus alas caídas.
La pobre ave, lo único que atinaba a hacer era caminar en círculos, al rededor de la estaca que se resistía a ceder. Tantas vueltas había ya dado en sus varios años de cautiverio, que sin darse cuenta, había hecho una profunda zanja bajo sus garras, en otros tiempos fuertes, poderosas.
Un día, aquel Águila se sentía particularmente triste, deprimido, sentía que estaba totalmente perdido, pues debido a lo profundo del pozo que había elaborado a base de caminar en círculos, ni siquiera el paisaje ni la luz del sol podía apreciar con claridad. Sentía que todo estaba acabado y su muerte era inminente. De repente, a orillas de aquella profunda zanja en la que se encontraba, se asomó la figura de un hombre. Al principio, debido a lo cansado de sus ojos y debido a la altura a la que se encontraba el sujeto, el águila no pudo distinguir nada que no fuera sombras, pero de pronto lo escuchó hablar, con una voz tan dulce y tranquila que lejos de atemorizar, tranquilizó al ave cansada y azotada por la esclavitud de tantos años.
- “Yo soy tu dueño” le dijo aquella voz desde lo alto, “y he venido a liberarte” –
- “¿Mi dueño?, - pensó el águila, “yo nunca he tenido dueño. ¿A liberarme? Bien, bien, no me importa quién seas o quién digas que eres, pero si me vas a liberar hazlo ya, pues no aguanto más estar aquí”.
El hombre aquel tomó a la pobre ave entre sus manos suaves y fuertes, le quitó la argolla, le liberó de las cadenas. Lo limpió, le dio agua para beber y después de darle un gran abrazo lo lanzó hacia los cielos para que volara.
¡Qué extraña, pero a la vez hermosa la imagen de aquella ave! Maltratada, temerosa, pero volando hacia lo alto. El dueño, observaba desde una roca próxima, la culminación de su obra. Ver al águila volar libre, le hacía pensar que había valido la pena todo esfuerzo hecho para encontrarla y ayudarla a escapar de la esclavitud.
De repente, en el cielo, un giro inesperado. El águila, en lugar de volar alto, como hacía tiempo lo había hecho, comenzó a descender una vez más, empezó a volar en círculos sobre el mismo terreno en donde se encontraba la estaca y las cadenas, y lentamente descendió, descendió hasta la parte más baja de la zanja. Derrotado, triste, acabado, temeroso agarró con fuerza sus cadenas y rompió en llanto. Simplemente no supo a donde ir; no supo qué hacer con la libertad que le fue otorgada.
Lejos de ahí el dueño, secándose las lágrimas de sus mejillas aguardaría hasta encontrar otro mejor momento para liberar a su águila.
Nosotros somos los seres más majestuosos de la naturaleza. Más que esta águila, más que todos los demás seres vivos que co-habitan con nosotros. Y sin embargo nos encadenamos a las cosas de este mundo, permitimos que nos hagan esclavos. Nosotros mismos buscamos las ocasiones para convertirnos en esclavos. El alcohol, las drogas, el sexo. La comida, la televisión, el trabajo, la rutina diaria. Miles de cosas que nos esclavizan, nos hacen daño y nos hacen infelices.
Muchos sabemos que tenemos un DUEÑO que nos ha hecho libres. Algunos lo hemos aprendido en el camino de nuestra vida. Otros lo saben desde que tienen conciencia y muchos más todavía lo ignoran. Es Nuestro DUEÑO porque nos compró con Su Sangre; nos lava, nos da Agua Viva y nos lanza hacia las alturas a volar....todos los días.
¿Y qué hacemos nosotros? ....
¿Y qué haces tú?

sábado, 29 de agosto de 2009

EL QUE PERSEVERA ALCANZA


Dice un dicho popular muy conocido que “El que persevera alcanza”. Muchos de nosotros lo hemos escuchado en diversas oportunidades, ya sea de nuestros padres, maestros, amigos, maestros, etc. Tal vez lo hemos aplicado cuando hablamos de nuestros estudios, trabajo, familia y metas personales.
Dice el diccionario que perseverar significa:

1. persistir, insistir, mantenerse, no volver la cara atrás, llevar adelante. Insistir indica acción reiterada; se insiste una y otra vez en una acción o propósito. «Dícese perseverar cuando se continúa la cosa sin querer hacer mudanza o variación
2. intr. Continuar con constancia lo que se ha empezado: perseverar en el empeño.
3. Mantenerse firme y constante en una manera de ser o de obrar:
SINÓNIMOS
Continuar, permanecer, obstinarse, insistir, persistir, perdurar, mantenerse, proseguir, empeñarse.
La perseverancia es una de las virtudes más importantes del ser humano. Nos hace fuertes, nos ayuda a vencer obstáculos, nos facilita el logro de metas.
Por eso la perseverancia es tan predicada, tan valorada y tan deseada como valor personal o profesional.
Lo cierto es que el tema más importante lo hemos dejado de lado o simplemente lo hemos olvidado por completo: nuestra fe.
Nosotros aprendimos alguna vez que cuando uno se entrega a Cristo se entrega de una vez y para siempre. Mucho predicamos con los labios que el compromiso no era sólo por un tiempo definido. No era un contrato por dos, cinco, diez o veinte años. Era un compromiso vitalicio.
“. . . Jesús le contestó: el que pone la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios”. (Lc. 9,62)
De tal manera que nuestro pacto con el amor, la responsabilidad, la oración, la misericordia, la libertad, el respeto; la preservación y respeto de los sacramentos como el bautismo, la confirmación, la reconciliación, la eucaristía y el matrimonio; nuestro compromiso con la vida que incluye el rechazo al aborto y a los métodos anticonceptivos artificiales; nuestra obligación de llevar el Evangelio a todos los que nos rodean con nuestro testimonio de vida, sigue vigente hasta hoy, hasta este preciso momento.
No se vale que ahora nos hagamos los desentendidos y sólo porque es cuestión de moda, aceptemos ya no solo con resignación sino hasta con agrado los bombardeos publicitarios que promueven el sexo irresponsable, los vicios y la conducta desenfrenada. No se vale que ahora seamos nosotros mismos quienes demos cabida al uso indiscriminado de métodos anticonceptivos que van en contra de la naturaleza humana. No es justo que ahora defendamos y justifiquemos los pequeños fraudes, robos, injusticias, abusos que se comenten en nuestro entorno, sumándonos al criterio común que dice: “bueno, estas cosas son pequeñas, hay otros asuntos mucho más grandes y graves”.
Es necesario que el día de hoy luchemos por ser perseverantes en la fe, pero también en los compromisos que hemos adquirido con ella. Recordemos nuestro compromiso y renovémoslo. Perseveremos en la lucha que una vez iniciamos y que practicamos y maduramos durante mucho tiempo.
Perseveremos sobre todo en el amor.
“Por lo tanto, hermanos, manténganse firmes y guarden fielmente las tradiciones que les enseñamos de palabra o por carta. Que los anime el propio Cristo Jesús, nuestro Señor, y Dios, nuestro Padre que nos ha llamado dándonos en su misericordia un consuelo eterno y una esperanza feliz. Él les dará el consuelo interior y los hará progresar en todo bien de palabra o de obra”.
(2Tes 2,13)
“¿No han aprendido nada en el estadio? Muchos corren, pero uno solo gana el premio. Corran pues, de tal modo que lo consigan. En cualquier competición los atletas se someten a una preparación muy rigurosa y todo para lograr una corona que se marchita, mientras que la nuestra no se marchita. Así que no quiero correr sin preparación, ni boxear dando golpes al aire. Castigo mi cuerpo y lo tengo bajo control [persevero] , no sea que después de predicar a otros, yo me vea eliminado”.
(1Cor. 9,24-27)
No vaya a ser que después de tantas misas, de tantos retiros, de tanta predicación, de tantas catequesis, de tanto grupo de oración, de tantos servicios religiosos, de tantos años, seamos nosotros los eliminados.
¿Y tú, eres perseverante en la fe?
¿Y yo, soy perseverante en la fe?


El hombre superior es persistente
En el camino cierto y no sólo persistente.
Confucio
Filósofo chino
(551 a.C.-478 a.C.)


PEPENADORA VIRTUAL

En algunos lugares de México llamamos "pepenadores" a aquellas personas que siempre andan entre la basura, buscando cosas que todavía puedan ser útiles para alguien o que se puedan reciclar. Alguna vez vi un reportaje sobre alguien que de los artículos que saca de la basura, construía cosas muy bonitas y después las vendía. Bueno, pues así me siento yo. Soy una pepenadora virtual.

Resulta que desde hace algún tiempo me siento muy incómoda con tanta "basura" que circula por el ciberespacio. Hay tantas cosas que llegan a tu buzón de correo que son mentiras, ofensas, cosas imprecisas, etc. Y yo, que por ahora tengo mucho tiempo libre, me he propuesto ir limpiando un poco lo que llega a mi buzón, pero sobre todo lo que reenvío a mis demás contactos. Sé que la vida que se vive ahora no nos permite tener mucho tiempo para leer correos, así que yo pensé: "que mejor que lo poco que lean mis contactos sea realmente bueno". Aunque sé que es un tema muy subjetivo (lo que es bueno para unos no necesariamente tiene que serlo para otros), de todos modos trato de hacer algo regular. Empecé por todos aquellos correos que llegan con comentarios como: "AOL donará un centavo por cada correo", "Hotmail se cierra…", "Bill Gates está repartiendo dinero…" y este tipo de cosas que muchos sabemos son totalmente falsas. Después vienen aquellos que hablan de algún niño secuestrado. Como no quiero errar en este tema, trato de investigar antes de reenviar el mensaje y hasta ahora he podido verificar que afortunadamente varios de esos niños no están más extraviados, así que no reenvío más el mail y aviso a quien me lo envió para que haga lo propio con sus contactos.

Y bueno dentro de la depuración, me he encontrado con cosas realmente muy buenas (sigo consciente de que eso me parecen a mi). Y trato de ser variada en esto: chistes, artículos de investigación, presentaciones (pps) de animales, viajes, cuentos cortos, reflexión y temas religiosos.

Y así, de la misma manera que un pepenador sabe a quién le puede servir lo que está rescatando de la basura, yo voy separando y eligiendo a quién le envío qué y a quién no. Tengo un amigo que hace mucho tiempo me pidió que por favor no le enviara temas religiosos; yo lo respeto y así lo hago. Hay otra prima que sólo acepta mensajes personales, también es respetable. Y un sacerdote a quien no le puedo enviar ciertos chistes.

Esto del internet a mi me parece una gran ventaja, un servicio inigualable, un conducto de comunicación fácil y barato, un medio para aprender, enseñar, comunicarse, investigar, crecer, conocer amigos; sin embargo algunos lo toman como un bote de basura en el cual verter todo tipo de cosas inservibles que desorientan, ofenden, pervierten y engañan. Yo creo que es misión de los que gustamos y aprovechamos este invento fabuloso, el depurar un poco nuestro ambiente virtual. Por un internet más limpio.

miércoles, 26 de agosto de 2009

¿IGUALES O DIFERENTES?

Acabo de ver por enésima vez la película de Los Increíbles (¿por qué a los niños les gustará ver tantas veces una película?) y una vez más acabo de recordar que quería escribir algo sobre dos partes que me llaman mucho la atención del filme.

Desde la primera vez que la vi, lo que más llamó mi atención es un dialogo entre Helen (Elastic Girl) y Dash. Vienen discutiendo acerca de los poderes especiales que tiene el niño y que no los debe usar para superar a los demás indebidamente. Al final ella menciona que "todo el mundo es especial" y Dash responde: "es otra forma de decir que nadie lo es".

De alguna manera el niño tiene razón. Si todos somos especiales, entonces nadie lo es. Los niños principalmente, deben de sentirse muy confundidos, pues en unas ocasiones escuchan que les decimos que cada quién es especial y en otras escuchan que todos somos iguales.

La generalidad nos borra.

Esa manera de meter a todas las personas en el mismo costal es una costumbre que creo no es muy justa y no ha dado muy buenos resultados. Yo creo que hemos cometido el error de confundir varias ideas: "Todos fuimos creados iguales" y "Todos debemos ser tratados por igual". Y entre estos dos conceptos está el camino, la superación, la madurez y las cualidades que cada quien haya desarrollado durante su vida (lo que somos, lo que hemos llegado a ser).

El concepto de que todos fuimos creados iguales nace de la narración del Génesis, donde nos relata la manera en que Dios nos creó. Pero no se refiere exclusivamente a las características físicas propias del ser humano, sino al soplo divino. A ese pedacito de Dios que todos llevamos dentro. Al hecho de haber sido creados a Su imagen y semejanza.

Después viene la idea de que todos somos iguales. Yo creo que los seres humanos no somos iguales. Desde lo físico: hay chaparritos, altos, gordos, flacos, negros, blancos; de cabello chino, lacio, rubio, negro, rojo, castaño. Con ojos rasgados o redondos. Hay quienes tienen todas sus facultades y sentidos al 100% y hay otros que no. Hay sanos y enfermos, etc.

En los demás terrenos también somos diferentes: Hay sabios e ignorantes, buenos y malos, listos y tontos, alegres, tristes, gruñones, serios, inmaduros, trabajadores, haraganes, ricos, pobres, famosos, extrovertidos, tímidos, etc. Cada persona tiene sus propias características, que dependen de miles de factores que hayan afectado sus vidas.

Y finalmente llega el concepto de que todos debemos ser tratados igual; entiéndase: con el mismo respeto, consideración y amor. Creando las mismas oportunidades, derechos, obligaciones y opciones para todos.

Si hubiéramos seguido esta simple regla desde hace tiempo, cuántas calamidades se habrían evitado. Si no hubiéramos generado una competencia inútil entre hombres y mujeres, jóvenes y adultos, ricos y pobres, extranjeros y nacionales.

Dash aprenderá con el tiempo que "Especial" no va ligado con el ser sino con el sentir. Sentirse especial o sentir que alguien es especial para ti, tiene más que ver con la relación que se tenga con ese alguien, por eso los padres sienten que sus hijos son especiales y viceversa. Cada quien tendrá su amigo especial o su profesor, tío, primo o abuelo especial. Cada quién podrá sentirse especial para alguien más, pero no necesariamente para todos.

Debemos enseñar a nuestros niños a entender que todos somos diferentes y que debemos ser tratados con el mismo respeto sin importar esas diferencias. Puede resultar un poco complejo al principio, pero con la práctica se hace hasta sin pensar.

El villano de la película, Syndrome, tiene el plan macabro de vender aparatos e inventos que otorguen súper poderes a los demás y una de sus frases es: "y cuando todos sean súper, entonces nadie lo será". . .

martes, 25 de agosto de 2009

LA ESCUELA NO ES GRATUITA


Compras de último minuto, revisión de uniformes, boleado de zapatos, preparar mochilas, elaborar listas de alimentos para los lunches, forrar libros y libretas, marcar todos...TODOS los útiles escolares, despertadores que suenan dos horas antes de lo que habíamos acostumbrado en vacaciones, corretizas y regaños para apurar a las chamacas, etc. ¡¡Uuff!! Regresamos a clases. En estos momentos no recuerdo por qué deseaba tanto que regresaran las clases. De repente olvidé los deseos enormes de que retornaran las actividades escolares, para lograr tener aunque sea unas pocas horas libres de lunes a viernes. Pero ahora, quisiera que siguieran las vacaciones por otros dos meses más.
Durante estos días de apuros, de carreras, de reestructuraciones repetitivas del presupuesto, uno se da cuenta que en realidad nosotros los mexicanos somos más ricos de lo que pensamos.
Aquellos que hemos tenido la fortuna de experimentar con escuelas en el extranjero, nos damos cuenta de las grandes diferencias que hay en relación a las nuestras, las mexicanas. Y no estoy hablando del programa educativo, ni del horario de clases, ni de la infraestructura. Estoy hablando simplemente de los gastos que se hacen, algunos espontáneos y otros exigidos pero siempre absorbidos por los padres de familia.
El primer día de clases el niño debe llevar todo nuevo.
- ¿Pero por qué nuevo si lo del año pasado está en buenas condiciones? -
- "Nuevo. ¿Qué va a decir la gente si mi hijo lleva la misma mochila del año pasado?, además Kung Fu Panda ya pasó de moda, ahora lo nuevo es Pucca y a mi niño nadie le va a presumir nada"-.
De tal manera que nos chutamos, nueva mochila, nuevos colores, nueva lapicera, nuevo lápiz, sacapuntas, goma, lonchera, pluma, bolsita, regla, etc., etc.
Mención aparte merecen las libretas requeridas en la lista de útiles. Deben ser cosidas y no con espiral. Me niego a creer que los maestros no saben que hay una diferencia de hasta 20 pesos por libreta entre las cosidas (desde $23.00 hasta $47.00 -pues ¿qué hacen?-) y las de espiral (desde $10.00 hasta $5.50 –en oferta-). ¿Por qué la obligación de llevar libretas cosidas? Sólo ellos lo saben.
Todavía resuenan en mis oídos las palabras de la directora de la escuela de mi niña (escuela pública).
"Quítense de la cabeza que la escuela es gratuita. Esos comerciales que ven en la televisión, no son ciertos".
Hace poco comentaba con mi familia que en el año completo que mi hija estuvo en la escuela canadiense, nosotros no gastamos un solo dólar en artículos o eventos extra clase.
No hubo coperacha para la kermes, ni venta obligatoria de boletos para la rifa, ni donación "voluntaria" para la fiesta mexicana, ni posada, día del niño, etc. No tuvimos que pagar los regalitos del día del abuelo, día del padre, día de la madre, navidad, etc. Y no nos pidieron absolutamente nada para el festival de primavera, de carnaval, de 10 de mayo, de navidad, etc. El único festival que hubo fue el de fin de cursos y ¿saben cuál fue el uniforme? Pantalón de mezclilla y playera blanca. Nosotros no teníamos playera blanca, así que nos dispusimos a comprar una, al fin y al cabo las playera blancas se pueden usar fácilmente para cualquier otra ocasión (no como las mallas color verde "navidad" o rojas "santa Claus" que tuvimos que comprar para las niñas el diciembre pasado).
Cuando mi vecina supo que íbamos a comprar una playera para el festival dijo: "¿Qué? ¿Comprar una playera para un ratito? No, no, no, déjame ver, porque yo tengo varias de mi niña que te puedo prestar. ¿Cómo vas a comprar una playera exclusiva para el festival? Eso no se hace". Y pensar en todo el dinero que nos sacan aquí para un montón de cosas.
De tal manera que yo concluyo: cuando vivíamos en Canadá ganábamos un poco más que ahora, pero definitivamente ahorrábamos más. Ahora que vivimos aquí ganamos menos que allá, pero aun así gastamos más, porque "tenemos que quitarnos de la cabeza, que la escuela (y todos los eventos que se generen en ella) es gratuita".

viernes, 21 de agosto de 2009

CRISTIANOS DE CUADRILATERO

Es curiosa la forma en la que nos damos a conocer los cristianos, o por lo menos un buen porcentaje de nosotros en los distintos sitios de Internet. Por un lado, enarbolando siempre la bandera de la paz y el amor de Cristo. Tratando de convencer a cuanto descreído se cruza por el camino. Agarrando a bibliazos a aquellos que tratan de salirse del redil. Y muchas veces adoptando una actitud bastante criticable de señalización, condena y discriminación.
¿A qué viene este comentario? He tenido la oportunidad de visitar muchos foros en donde se supone está el espacio para hablar de religión, de Dios, de dudas, compartir sentimientos, exponer desacuerdos, etc. Pero casi en su totalidad estos espacios son utilizados para agredir, insultar, ofender, y desacreditarse unos a otros. Hermanos contra hermanos, religiones contra religiones. Es un absurdo ver que quien dice ser cristiano se dedique a ofender hasta con malas palabras a aquel que no lo es o que dice no creer. Pero lo más sorprendente es que estos foros están llenos, ¡llenos! de integrantes, de comentarios, de participaciones. Y sin embargo otros, que fueron creados, precisamente para compartir, para aprender, para leer la Biblia, para expresar dudas o compartir ideas, están vacíos, desiertos, abandonados.
Parece ser que tenemos la idea de que no sirve para nada juntarnos los que ya creemos para compartir nuestras experiencias. Que es mejor enfrentarnos, pelearnos, discutir u ofender a “los enemigos” que no son otra cosa que hermanos en la fe cristiana o hermanos que desconocen a Cristo.
Parece ser que lo único que nos motiva es el enfrentamiento, si no hay bronca, no es interesante.
Es importante buscar, frecuentar y contribuir a estos espacios y foros, en donde podemos recargar baterías, unir esfuerzos, aprender cosas nuevas y sobre todo renovar el compromiso del amor que nos ayude a interactuar con aquellos que no piensan como nosotros y que no por eso dejan de ser nuestros hermanos en Cristo.
Dejemos de ser ya cristianos de cuadrilátero, para convertirnos simplemente en cristianos portadores de la Palabra de Dios y emisarios del mensaje divino de Amor al prójimo que nos legó Jesús.

NO TIENEN VERGÜENZA

A esto se le llama no tener vergüenza. La Secretaría de Hacienda en México está buscando obtener un amparo para no regresarles a los contribuyentes aquellos impuestos que les fueron cobrados por error.

Escuché en las noticias a un tipo diciendo que los amparos son algo ejemplar para el resto del mundo. ¿En qué mundo vivimos? ¿Cómo puede ser algo ejemplar? Por el contrario, es una vergüenza que exista una figura legal que proteja a los delincuentes, a los criminales y ahora hasta a los rateros que piensan quedarse con lo que no es suyo y proteger los errores que hasta ahora han sido eso, pero ¿Quién nos asegura que a partir de ahora vayan siendo más que errores y además, mucho más frecuentes?

¿Cómo puede ser posible no indignarse ante tanta injusticia, tanta desfachatez y descaro de nuestros políticos? Comenzando por el presidente que con la mano en la cintura nos advierte que se van a aumentar los impuestos para poder salir de la crisis. ¿La crisis de quién? Porque el más fregado es el pueblo. ¿cómo puede ser que un país como Estados Unidos que es mucho más rico que México se dedique a bajar impuestos para poder ayudar al ciudadano a recuperarse de la crisis, mientras que México siendo un país con mucha pobreza, encuentra la “solución” en terminar de clavar la estaca a los ciudadanos en vez de fajarse los pantalones y utilizar esa tan famosa “Mano firme” que nos predicó Calderón para exigir a las grandes empresas que paguen sus impuestos sin andar regateando hasta el último peso como si se fueran a quedar pobres por pagar lo que les corresponde.

¿Es que acaso vivimos en el mundo del revés?

http://eleconomista.com.mx/notas-online/politica/2009/03/31/diputados-aprueban-reforma-ley-amparo

http://mx.news.yahoo.com/s/19082009/65/n-business-busca-reforma-ley-amparo.html

jueves, 20 de agosto de 2009

VA DE NUEZ

Bueno, pues en esta increible aventura que es navegar en internet y tratar de estar a un nivel aceptable en el manejo de blogs y espacios semejantes, heme aquí de nuevo, intentanto construir un blog. Y digo de nuevo, porque hace dos años comencé a escribir uno aquí mismo, pero al cancelarme la cuenta asociada de correo electrónico me fue materialmente imposible poder ingresar de nuevo. En fin, aunque no tuve oportunidad de escribir muchos posts, el blog continúa ahí, por si lo quieren visitar. De cualquier manera, intentaré ir mudando todos mis escritos para reunirlos en un solo lugar. El otro blog se llama RE-CORTITOS. Ja, ja, ja, ¿qué original, no? El asunto es que el blog planea ser eso precisamente, un espacio donde reúna sólo material cortito; breves comentarios acerca de cualquier tema. En fin, que por aquí nos estaremos leyendo (espero).
De cualquier manera, mientras importo las entradas, aquí dejo la dirección del antiguo blog.

http://re-cortitos.blogspot.com/